Melodía

Sucesión de sonidos ordenada de manera que presente un
sentido musical que satisfaga al oído y a la inteligencia. Al implicar
en su definición la obligación de ser agradable, ña Academia ha
sancionado la opinión vulgar , según la cual toda melodía debe , para
merecer tal nombre , encantar a los sentidos. En efecto, el poder
misterioso de los sonidos se manifiesta por el imperio que ejerce, a
veces instantaneamente , sobre nuestra alma una bella melodía.Las causas
de este poder permanecen parcialmente inexplicadas y si es posible
analizar mediante el estudio una melodía , el arte de crear otras nuevas
que alcancen el mismo grado de potencia emotiva está más alla de la
enseñanza. Este hecho ha engendrado el concepto popular de la
inspiración musical.De la naturaleza espontánea de la melodía ha nacido
tambien la costumbre de oponerla a la armonía, no solamente desde el
punto de vista técnico y considerándola como sinónima de la homofonía, o
canto desnudo, a una sola voz o varias voces al unísono, frente a la
polifonía o reunión de varios sonidos,de varias partes o voces oídas
simultaneamente,sino tambien desde el punto de vista general,como música
sencilla, música natural, frente a la música sabia. Rameau, al
proclamar que la melodía nace de la armonía, pareció, pues , sostener
una paradoja;pero la comprobación del papel esencial que desempeñan en
la melodía artística lo mismo que en las melodías primitivas los
intervalos constitutivos del acorde perfecto y los primeros armónicos
producidos por la resonancia del cuerpo sonoro, han venido a darle la
razón. El concepto de faltar melodía o carecer de melodía es otro lugar
común que hace que una parte del público tenga la costumbre de motivar
así su desconfianza respecto a las obras que le son desconocidas. Este
criterio no tiene otro fundamento que la adaptación del gusto a las
formas preponderantes en una época dada, y según las cuales, melodías
anteriores , extrañas o nuevas , pueden parecer desusadas o amorfas. En
realidad las formas de la melodía son de una variedad ilimitada. Como
las del lenguaje, se desarrollan, se enriquecen se renuevan, nacen,
desaparecen,resucitan incesantemente vestidas con las expresiones
propias de cada tiempo, de cada pueblo, de cada compositor. Le dan dos
elementos que representan el espacio y la duración : el espacio por la
diferenciación de los intervalos y de sus relaciones tonales, la
duración , por la distribución de los valores rítmicos. Toda melodís se
apoya en unas notas radicales que le sirven de osamenta que unen entre
si las notas de paso y alrededor de las cuales se arrollan a voluntad
los melismas y las notas de adorno. Estas mismas notas radicales jalonan
las divisiones del ritmo.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: